Normalmente, si no se tiene mucho conocimiento sobre esta área, se puede confundir fácilmente entre lo que es un Hosting y un Dominio. 

En este artículo te contaremos las diferencias y posibilidades de cada uno.

¿Qué es un Dominio?

Un dominio es el nombre con el cual todas las personas que naveguen por la web podrán localizar tu sitio web, de otra forma, deberían de buscar por tu IP. Está última es un conjunto de números identificadores asignados al sitio web, pero obviamente será más fácil para todos recordar un nombre que un largo número.

La composición del dominio consta de un nombre identificador y una extensión, esta última puede ser “.com.uy” , “.uy” , “.ar” , “.org” , etc.

Estas varían en la localización y propósito del sitio, por ejemplo, “.org” refiere a organización, “.com” a comercial, “.uy” a Uruguay. 

Por esto, es importante pararse a pensar cuál es la finalidad de su web, para elegir una extensión acorde al mismo. 

Aún así, cabe resaltar, que siempre es recomendable adquirir más de una extensión, es decir, varios dominios con el mismo nombre y diferentes extensiones, por ejemplo: “mi.dominio.com”, “mi.dominio.ar”, “mi.dominio.org”. De esta forma, cuando un cliente busque su sitio por el nombre, encontrará el mismo sin importar su terminación e inevitablemente terminará llegando a más personas.

Para poder comprar un dominio, con su respectiva extensión, se deberá de dirigir al Registrador de dominios adecuado (Por ejemplo: netuy.net) y realizar la gestión.

Este proceso es normalmente facilitado por las empresas de hosting, quienes se encargan de registrar el dominio por el cliente con los datos que le proporciones.

¿Qué es un Hosting Web?

Un hosting web es donde se almacenan todos los archivos referidos a su sitio.

Es el lugar desde el que podrá crear y subir su web, instalar aplicaciones como WordPress, crear cuentas de correo y mucho más.

Para poder realizar todas estas acciones, en Netuy se ofrecen dos tipos de paneles de administración, diferenciados por el sistema operativo (Linux o Windows), cabe mencionar que este es indiferente del sistema de su computadora. Por ejemplo, podes tener una PC con Windows y aún así tener tu hosting Linux.

Dentro de estos hosting hay dos muy importantes, que se deben de tener en cuenta al elegir entre los diferentes planes ofrecidos, el compartido y el dedicado.

Los hosting compartidos son los más comunes, es un plan más barato, que no lleva mucha configuración o mantenimiento y es recomendable para las personas que no manejan mucho el tema o no piensan tener grandes servicios.

Por otro lado, están los Hosting Dedicados y los Servidores Virtuales (VPS), que proporcionan una mayor velocidad y son autoadministrables por el cliente. 

No experimentan los principales problemas del hosting compartido, que son ocasionados por los demás clientes del servicio (Bloqueo de correos por envío de SPAM, lentitud en la conexión intermitente, etc.), ni tampoco las restricciones comunes, que al estar en un hosting compartido, por ejemplo no se puede realizar cambios que afecten globalmente al servidor.