Este tipo de comando es útil cuando se quiere ejecutar una tarea con cierto retraso, por ejemplo, que se envíe un mensaje luego de pasados 10 minutos.

Para ejecutar este comando simplemente se deberá de escribir lo siguiente:

sleep *número*

Por ejemplo:

sleep 5

Esto ejecutará el comando dentro de 5 segundos.

Para poder ajustar mejor los tiempos, con otras unidades, se deberá de usar la siguiente sintaxis:

sleep *número* *unidad*

Lo que podría quedar de la siguiente forma:

sleep 2h 3m 40s

Esto ejecutará el comando dentro de dos horas, 3 minutos y 40 segundos.

Las unidades que pueden ser utilizadas son:

– s Segundos

– m Minutos

– h Horas

– d Días

Un ejemplo útil sería avisar al usuario cuando debe de terminar su trabajo, por ejemplo:

sleep 50m && echo “Terminó la hora de trabajo”

Como se puede observar, la idea es combinar el comando sleep para retrasar la ejecución del siguiente comando, también es posible realizar más de un “sleep” seguido, por lo que las posibilidades son escalables.