Skip to main content

Cuando creás redirecciones URL desde cPanel, éstas se incluyen en la parte inferior del archivo «.htaccess» de tu alojamiento, sin embargo, no suelen funcionar.

 

¿Qué es el archivo .htaccess?

 

El archivo .htaccess es un archivo que permite activar o desactivar ciertas características del servidor que repercuten en tu web.

 

Podemos incluir redirecciones, ajustes de seguridad, bloquear IPs, incrementar algunos valores para aumentar el rendimiento del sitio, etc.

 

El archivo .htaccess suele estar oculto, por lo que seguramente no será visible en tu hosting. Podés hacerlo visible desde el administrador de archivos de cPanel, en la parte superior derecha, en «Configuración». Allí debes revisar si tenés seleccionada la opción «Mostrar archivos ocultos».

 

 

Al realizar dicha acción, en caso que el archivo .htaccess estuviese oculto, se mostrará.

 

¿No funcionan las redirecciones? 

 

Como se ha comentado antes, si creas una redirección URL desde cPanel y el archivo .htacces no tiene muchas configuraciones, debería funcionar correctamente.

 

Sin embargo, como el .htaccess se ejecuta de arriba hacia abajo, si tienes muchas configuraciones en el mismo, no se ejecutará correctamente pues el código de la redirección está al final. Algo que es completamente normal, ya que cPanel no sabe dónde debe poner los cambios, por eso lo ubica en este lugar para no afectar lo que tuvieras configurado previamente.

 

Solución: desde el Administrador de Archivos de cPanel

 

Para solucionar este inconveniente, accedé al administrador de archivos de cPanel, y desde allí, haz clic derecho en el archivo .htaccess y seleccioná la opción “Edit” para modificarlo. Recordá que el archivo .htaccess puede estar oculto y deberás hacerlo visible con los pasos ya mencionados.

 

 

Dentro de la edición del archivo .htacces, solo tenés que seleccionar el código de la redirección del final y pasarlo al comienzo. Podés seleccionar dicho código con el botón izquierdo del ratón, luego cortarlo (Ctrl + x) y finalmente pegarlo en el inicio (Ctrl + v).

 

 

¡Y eso es todo! Para chequear que haya quedado bien configurado, abrí una venta privada, otro navegador que no hayas utilizado nunca o también puedes limpiar el caché del que uses normalmente, y así puedes comprobar que la redirección funcione correctamente.